Jean Colombel VP de Life Sciences en Dassault Indust

El corazón virtual que puede salvar millones de vidas

Por Malu Barnuevo | 01-08-2016

300 gramos de músculo incansable. Alrededor de 100.000 latidos diarios. Un pequeño milagro de ingeniería biológica que permite que la sangre, la vida, llegue hasta la última célula de nuestro cuerpo. El corazón es un órgano fascinante por la importancia de su trabajo y por las atribuciones que los humanos le hemos otorgado. Aristóteles lo colocó como uno de los principios de la vida, lugar donde residen la imaginación y la memoria. Los monjes del monte Athos en Macedonia oraban directamente desde el corazón para comunicarse con Dios sin intermediarios. Y a la cantaora La Húngara le dolía de tanto querer en una rumba que hasta los más parados se han arrancado a bailar en alguna ocasión. No hay otra parte de nuestra anatomía a la que se le hayan dedicado más poemas y canciones. En el corazón, en esos 300 gramos, parece pues que se concentran los dos grandes temas de la experiencia humana: el amor… y la muerte, puesto que las enfermedades cardiovasculares son la mayor causa de fallecimientos del mundo.

Como vicepresidente de Life Sciences en Dassault Industries, empresa líder mundial en el sector 3D para medicina, Jean Colombel es una de las personas que más está empujando para solucionar las dolencias cardiovasculares utilizando las nuevas tecnologías. Él el máximo responsable del proyecto The Living Heart, un simulador de un corazón humano en tres dimensiones y realidad virtual, que permite implementar en medicina un nivel de simulación similar al que se utiliza en otros campos como la aeronáutica. Este “modelo completamente realista y digital” se comporta exactamente igual que el original biológico, lo que permite estudiar sus funciones y comprobar cómo reacciona frente tratamientos farmacológicos o la implantación de un dispositivo electrónico. Ya no habrá que esperar a la reacción del paciente, con lo que se reducen riesgos y costes. El corazón virtual reproduce las especificaciones de cada caso particular, por lo que los médicos pueden diseñar un tratamiento personalizado o ensayar una determinada cirugía sabiendo exactamente qué se van a encontrar en la operación. Gracias a la tecnología, asegura Colombel, “la medicina pasará de ser reactiva a convertirse en proactiva”.

El campo de influencia de un gigante como Dassault no se queda únicamente en los dispositivos médicos, también se extiende a la biotecnología y al diseño de aplicaciones terapéuticas. Colombel asegura que están “poniendo en práctica la medicina del futuro”, un futuro que pasa por soluciones tan asombrosas como la creación de gemelos virtuales: representaciones perfectas de nosotros mismos que podrán salvar nuestra vida dentro de algunos años. Estamos en “el amanecer de la biointeligencia” dice Colombel.

Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: 3D, Realidad Virtual, Salud, Tecnología
Transcripción de la conversación
JEAN COLOMBEL
00:00
La medicina, hoy en día, es reactiva. Con el apoyo de la tecnología, podemos pasar a la medicina proactiva.
Digitalizamos el mundo de manera que nos permita modelar y simular el mundo que nos rodea. Esto puede lograrse gracias a la colaboración y a las nuevas tecnologías como el 3D, la impresión en 3D o la genómica.
JEAN COLOMBEL
00:32
Hemos creado una maqueta completa y realista del corazón que podemos utilizar para crear nuevos dispositivos en el área cardiovascular y nuevos medicamentos. Empezamos con la representación del corazón de una persona sana. De ahí, lo hemos derivado a bibliotecas de las distintas patologías y ahora estamos trabajando para poder personalizar el modelo en base a escáneres médicos. De esta manera, tendremos la capacidad de representar el corazón específico de cada paciente.
JEAN COLOMBEL
01:08
Para los médicos, puede ayudarles en su formación, pueden aprender utilizando el modelo digital y, pueden prepararse para procedimientos quirúrgicos utilizando maquetas realistas del corazón de sus pacientes.
Podemos modelar y simular las diferentes vías y mecanismos activos en la zona cancerosa y gracias a ello podemos aportar más a la investigación farmacéutica y biotecnológica en este ámbito.
JEAN COLOMBEL
01:38
La tecnología está abriendo las puertas a una nueva colaboración. La segunda opinión es un nuevo ámbito hoy. Permite que otro especialista, en cualquier lugar del mundo, pueda opinar sobre el caso específico de un paciente. Podemos poner en contacto a médicos, residan donde residan en el mundo, para que intercambien opiniones y tengan encuentros virtuales en torno a una maqueta digital. Hoy, nos adentramos en el área de la medicina del futuro. Las prácticas van a cambiar y los médicos van a ser los directores de orquesta entre toda esta tecnología nueva y estas nuevas prácticas que hoy se les brindan.

Jean Colombel

VP de Life Sciences en Dassault Indust

VP de Life Sciences en Dassault Indust