Mónica Bello Directora de Arts@CERN

Arts@CERN: la fascinante suma de física de partículas y bellas artes

Por Malu Barnuevo | 13-07-2016

Vassily Kandinsky, pintor y teórico ruso, precursor del arte abstracto y uno de los más grandes representantes de las vanguardias de comienzos del siglo XX, escribió en la introducción de su obra Sobre lo espiritual en el arte: “Toda creación de arte es gestada por su tiempo y, muchas veces, gesta nuestras propias sensaciones. De esta manera, toda etapa de la cultura produce un arte específico que no puede ser repetido. Pretender resucitar premisas artísticas del pasado puede dar como resultado, en el mejor de los casos, obras de arte que son como un niño muerto antes de ver la luz”. Al margen de las consideraciones estéticas de sus obras, una de las grandes aportaciones de Kandinsky fue su interpretación del arte como una búsqueda constante. Un querer ir más allá siempre, preguntándose -y lanzando preguntas a sus contemporáneos- acerca de la existencia humana. Por eso las imitaciones del pasado para él eran cadáveres, zombies que podían moverse, incluso hacer fortuna, pero que en realidad estaban muertos al nacer. El artista, aseguraba el ruso, está obligado siempre a mirar más allá. ¿Hacia dónde debe mirar hoy el arte? ¿Cuál es su función en un mundo digital, híperconectado y en constante cambio?

Para Mónica Bello, la española que dirige el programa Arts at CERN, la respuesta está en las imbricaciones que pueden surgir entre la creación artística y la investigación científica: “Arte y ciencia no responden preguntas cuando están juntos, sino que formulan nuevas cuestiones. Los artistas lo hacen de una manera no formal, fuera de los estándares, y esto es un gran atractivo para los científicos”. Arts at CERN, una iniciativa de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, promueve desde 2011 esta colaboración a través de visitas y residencias de artistas a su centro.

El Gran Colisionador de Hadrones instalado en el CERN, el más potente del mundo, nos ha permitido simular el Big Bang, atrapar átomos de antimateria o analizar el comportamiento del enigmático Bosón de Higs, la llamada “partícula de Dios”. Descubrimientos todos de un nivel de abstracción casi poético, tan hermosos en su concepción como el arte. Al juntar artistas de renombre mundial, aquellos que están en esa búsqueda de lo que hay más allá de lo evidente, el CERN quiere explorar elementos más vaporosos incluso que el origen del Universo: la ingenuidad humana, su creatividad y la imaginación. Arts at CERN convierte la física de partículas en una de las bellas artes.

“Es importantísima la creatividad en la ciencia, asegura Bello, sobre todo en este ámbito, en el de la física fundamental, la física de partículas, porque tienes que estar preparado para imaginar lo inimaginable”. Ese algo inasible, que ha impulsado al ser humano en sus mejores búsquedas, también lo anticipó Kandinsky, cuando anticipaba el surgimiento de “un hombre muy semejante a nosotros pero que posee en su interior una fuerza misteriosa y adivinatoria. Este hombre contempla y enseña”. Sin duda, el genio ruso habría sido feliz en el CERN.

Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: Arte, Ciencia, Física, Tecnología
Transcripción de la conversación
MÓNICA BELLO
00:17
Es importantísima la creatividad en la ciencia, porque tienes que explorar sobre todo en este ámbito: la física fundamenta, la física de partículas… tienes que estar preparado para imaginar lo inimaginable.
MÓNICA BELLO
00:34
El programa Arts at CERN, el programa de Arte del CERN, que nació en el 2011, en un momento en el que en el CERN se daba cuenta y tenía el interés de abrirse a la sociedad. Arte y ciencia no responden preguntas cuando están juntos, sino que formulan nuevas cuestiones. Y eso es lo interesante. Los artistas formulan las cuestiones de una manera diferente; de una manera no formal. Y esto es un gran atractivo para el científico.
MÓNICA BELLO
01:10
La experiencia de llegar y de estar en residencia, en visita, en el CERN, como artista, es algo que nosotros trabajamos con una metodología muy concreta. Sobre todo, lo que intentamos es que forme parte de la comunidad. Constantemente tiene visitas a experimentos, que responden mucho al proceso que él o ella vaya generando. Entonces, estamos siempre acompañándole.
Rioyi estuvo con nosotros en 2014, 2015. Una vez que pasó por el CERN concibió dos obras importantísimas en su carrera, que son Supersimetría y Micro-macro, que están ahora en itinerancia internacional, en los centros más importantes.
MÓNICA BELLO
01:57
La ciencia y el arte es algo que queremos hacer, y que además debemos hacer porque podemos hacerlo. Hay fases en donde explorar es necesario, y podemos concentrarnos en esa fase tanto tiempo como queramos. No está orientado tanto hacia responder, y hacia unos resultados concretos, sino al proceso y a los momentos de exploración que nos mueven como humanos.

Mónica Bello

Directora de Arts@CERN

Directora de Arts@CERN