Leyre Olavarría Manager Infotainment y Connected Car en SEAT

¿Cómo el coche del futuro hará nuestra vida más fácil?

Por Azahara Mígel | 07-03-2016

Leyre Olavarría, la responsable de Infotainment y Connected Car de SEAT, asegura que dentro de pocos años todos seremos como David Hasselhof. Tal vez no heredemos su pelazo, su pose de macarra irresistible o unos de los pectorales más famosos de la historia de la televisión (los otros eran los de sus compañeras femeninas en “Los vigilantes de la playa”). Pero sí que podremos llamar a nuestro coche y que venga a buscarnos. El sueño de todos los niños que crecieron en los ochenta hecho realidad: tener a KITT en casa.

Aunque en gran parte de la literatura y el cine de ciencia ficción los coches aparecen sustituidos por otros sistemas de transporte más sofisticados (desde la teletransportación a vehículos voladores o tuberías de alta velocidad), lo cierto es que a este icono del siglo XX le queda mucha vida. Cambiarán sus diseños, sus usos e incluso su forma de propiedad, pero el coche, asegura Olavarría, es un elemento esencial dentro del Internet de las cosas.

Gracias al big data, los coches conectados podrán avisar a su conductor de las mejores rutas, adecuar las revisiones y seguridad del vehículo a la forma de conducir del propietario, despertarle un poco antes en caso de que vaya a encontrar atasco camino del trabajo, o regular la calefacción de la casa para sincronizar la temperatura con la del coche a su llegada.

Los nuevos automóviles conseguirán que los atascos y las incomodidades como buscar aparcamiento pasen a la historia. Gracias a los avances de la inteligencia artificial, nuestros coches harán cosas que ahora nos parecen imposibles: “En quince años el coche sabrá a qué hora te has levantado y te vendrá a recoger a casa de forma autónoma” asegura Olavarría; “podrán incluso, añade, recoger la compra del supermercado mientras nos tomamos un café”. Y eso, por más espectacular que fuera, KITT nunca lo hizo por Michael…

Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: Coche Conectado, Smart Cities, Tecnología
Transcripción de la conversación
LEYRE OLAVARRÍA
00:14
El coche forma parte de internet, no deja de ser un elemento más de internet de las cosas. Es verdad que hoy la movilidad es una parte muy importante de nuestras vidas, cambiará la forma que tenemos de movernos. No solo durante la conducción porque podré estar conectado con todo mi mundo, redes sociales, etcétera, que realmente hoy es ya una realidad. Si no que cambiará la forma previa a la conducción y después.

Yo, desde mi ‘smartphone’, independientemente de dónde esté en cualquier parte del mundo, puedo dar acceso a mi vehículo a otra persona. Puedo, por ejemplo, hacer que mi hijo conduzca solo el sábado durante el día, limitándole los kilómetros por hora a 80. Será el comienzo de un nuevo negocio a través del cual pueda hacer micro ‘rentings’, que mucha gente utilice un mismo coche, y ya no será el coche propiedad mía durante todo el año, o me compro un coche para cuatro, cinco o diez años, si no que podré alquilar o pedir esta llave digital para utilizar un coche durante solo una hora, y luego otra persona podrá disfrutarlo.
LEYRE OLAVARRÍA
01:15
El objetivo del coche automático es que sea también automático y transparente al conductor. Que todo sea de forma muy sencilla y que el conductor no tenga que hacer nada. Lo que ahora se hace, por ejemplo, a través de comunidades, a través de aplicaciones, donde -por ejemplo- hay gente que crea una comunidad y comparte en qué sitio está el parking libre… activamente hoy se abre la app, y dicen: “mira, salgo del parking, está libre”… En el futuro el coche conectado lo hará automáticamente sin que te des cuenta, informará a otros coches de “aquí hay un parking libre, podéis ir”.

Se está trabajando mucho en lo que se llama ‘human machine interface’, la comunicación hombre – máquina, y el trabajar en identificar la carga mental que tiene el conductor en determinados momentos para adecuar qué le digo al conductor, qué imágenes le muestro, qué pitidos o sonidos le muestro… y que él identifique si está en un momento de alerta o, simplemente, puede seguir conduciendo.

Por ejemplo, a través de un ‘smartwatch’ y a través de su pulso puedo saber cómo está. Eso también influye, y mezclándolo a cómo está, no sólo la carretera y el coche, si no también, uniendo la información de cómo está el conductor, puedo también decidir esta información y la carga que le doy al conductor.
LEYRE OLAVARRÍA
02:24
La inteligencia artificial pasará a formar parte del coche conectado y de los ‘smartcars’, de los coches inteligentes. Conocerá tus hábitos y podrá hacer propuestas. No eres tú el que le va teniendo que decir qué quieres hacer en cada momento, si no él aprenderá de ti y de tus hábitos y sabe que si todos los días comes a las 2, ya te va a proponer una ruta o un restaurante, incluso, por la mañana, si hay atasco, se conectará con tu casa, y a través de tu casa con tu despertador, y por el internet de las cosas el despertador sonará diez minutos antes para que no llegues tarde a la oficina.

Poquito a poco iremos adaptándonos a este nuevo proceso y a dejar que el coche tome decisiones por nosotros e incluso conduzca por nosotros y sigamos sintiéndonos seguros, y sepamos que no pasa nada, que no hay que coger el volante que el coche lo tiene todo controlado.
LEYRE OLAVARRÍA
03:12
El universo del ‘big data’ será una revolución. El hecho de, no solo compartir, o tener datos del coche, si no compartirlo con otro tipo de datos, datos personales o datos del entorno, de la climatología… ayudará a hacer, en el caso de automoción, un mantenimiento predictivo. Yo sabré qué tipo de conductores que pasan A, luego tienen B y después tienen C y, entonces, les podré informar anticipadamente de “cuidado”, o tienen que hacer un cambio de neumáticos antes que otro tipo de conductores.

Ayudará a adaptar los productos mejor a las necesidades. Cosas como, quizás que hoy son muy evidentes, “¿tenemos que tener un CD en el coche?”… sabremos a través de los datos si los CD’s se usan o no se usan y en qué momento se pueden eliminar.
LEYRE OLAVARRÍA
03:57
El coche en quince años será un coche como el que hemos podido ver en KIT. Será un coche que ya sepa que te has levantado, podrá venir a recogerte de forma autónoma, entrarás, no parará tu vida y tu mundo durante la conducción, podrás tener acceso a tus emails, a tus redes sociales, hacer una “call”… Llegarás al trabajo o haces una reserva de un parking para ir a un centro comercial, automáticamente lo reservas y lo pagas a través del coche; el coche se aparca, mientras estás comprando, el coche tiene un servicio de llenado de gasolina, el supermercado cuando termina la compra te la lleva automáticamente al coche, te tomas un café, vuelves al coche… Nos facilitará mucho la vida y será una gran evolución.

Leyre Olavarría

Manager Infotainment y Connected Car en SEAT

Manager Infotainment y Connected Car en SEAT