Mark Zeller Jefe de diseño de Fisher Price

El laboratorio de los juguetes del futuro

Por Zuberoa Marcos | 22-06-2016

En los ochenta todos quisimos ser Elliott. Tener un amigo extraterrestre y escapar de la policía en una bicicleta voladora. Y todos quisimos ser Josh. Tener un apartamento en Manhattan con una litera, una canasta y un pinball; saltar sobre el piano gigante de la mítica tienda Schwarz en la Quinta Avenida; y ganar mucho dinero diseñando juguetes. Todos soñamos en algún momento ser el protagonista de “Big”, pero Mark Zeller fue más allá: él lo consiguió. Por eso lleva más de 20 años levantándose por las mañanas para ir a una oficina, sentarse en el suelo y jugar. De esta forma, jugando, se ha convertido en el diseñador jefe de Fisher Price -una de las marcas más importantes del mundo- y voz autorizada para contar hacia dónde se dirigen las tendencias en esta industria y con qué se divertirán los niños en el futuro.

En Fisher Price aseguran que ellos fueron el primer fabricante de juguetes en habilitar un laboratorio en su sede para probar los productos. Desde 1961 más de un millón de niños han pasado por allí para ser los primeros afortunados en tener en sus manos los juguetes antes de salir al mercado. Más de 1.200 ideas se ponen a prueba cada año frente a verdaderos expertos. Los niños son el grupo de investigación más avanzado y exigente al que se enfrenta un nuevo juguete. Pero antes de que llegue ese momento, el equipo de Mark Zeller ha recorrido un largo camino: han visitado los lugares más cool de Nueva York para saber cuáles son las tendencias que se imponen en el diseño y también han escuchado las nuevas música o palpado los nuevos materiales.

El futuro de los juguetes según Zeller pasa por conseguir aprovechar la tecnología para “alentar la imaginación de los niños y su estimulación sensorial”. Serán productos personalizados gracias a la impresión 3D y cobrarán gran importancia los hologramas y las pantallas virtuales. “Nuestro trabajo, asegura Zeller, es imaginar cómo será el mundo dentro de diez años desde el punto de vista de la tecnología, pero también desde el punto de vista de la sociedad o de cómo serán nuestras casas. Y después pensar cómo llegamos hasta allí desde donde estamos ahora”.

Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: Educación, Juguetes, Ocio Digital, Tecnología
Transcripción de la conversación
MARK ZELLER
00:23
En los juguetes del futuro, la tecnología logrará satisfacer a los padres, que podrán personalizar el producto, sabiendo dónde se encuentran sus hijos en la fase de desarrollo. Creo que hará de los juguetes una experiencia más inmersiva. La idea de medirse a uno mismo está muy de moda entre los adultos, pero si lo trasladamos a los niños veremos que ocurre lo mismo. Ya lo hemos conseguido con la impresión 3D.
MARK ZELLER
00:53
Son oportunidades en las que la tecnología nos ayudará a conectar con la imaginación de los niños y su estimulación sensorial. Se trata de incorporar lo que siempre hemos querido todos y que ahora podemos hacer gracias a la tecnología. Las preferencias de los padres han cambiado desde un punto de vista tecnológico, teniendo en cuenta que ahora también estamos conectados. Es el momento de que todo sea un poco más inteligente y de ver cómo usamos esos dispositivos para relacionarnos con los productos que desarrollamos. La tecnología Smart Swing permite regular el volumen o la velocidad del balanceo a través de un smartphone.
MARK ZELLER
01:34
Realmente esperan que nuestros juguetes sean mucho más inteligentes. No quieren pulsar un botón y escuchar la misma frase una y otra vez. Quieren estar seguros de que nuestro producto sabrá dónde se encontrará el niño, hasta dónde habrá llegado y a lo que no se ha expuesto todavía. Se trata de encontrar la manera de personalizar la experiencia.
MARK ZELLER
01:53
Se coge un concepto permanente para un niño y se le añade un elemento sorpresa, porque algo que esperaban que estuviese ya no está. ¿Cómo trasladar esto a la vida con la tecnología? Los hologramas pueden hacerlo.
MARK ZELLER
02:08
El plástico hace que nuestros productos sean asequibles, seguros y duraderos; características que son muy importantes para nosotros. Pero también hay que tener en cuenta la sensación táctil de los diferentes materiales y lo que implican en el desarrollo, en la estética y todas esas cosas. De modo que vamos a presenciar una mayor experimentación con materiales.
MARK ZELLER
02:27
Siempre estará el componente físico, pero ¿qué podemos añadir en cuanto al contenido? ¿Cómo le damos vida? ¿Cómo hacemos que sea consciente de lo que ocurre a su alrededor y que forme parte de la experiencia de juego? El niño está jugando con los aros y hay un pájaro que vuela muy cerca de la ventana. Eso puede ocurrir en la vida real. Pero entonces se empieza a escribir la palabra pájaro en la ventana. Es decir, que lo que hay que hacer es trasladar el contenido a la vida real y crear a su alrededor una experiencia de aprendizaje.
MARK ZELLER
02:53
Imaginamos el futuro dentro de diez años y nos preguntamos: ¿Cómo será el mundo desde un punto de vista tecnológico o social? ¿Cómo será nuestro hogar? ¿Cómo llegaremos ahí desde donde nos encontramos ahora? Así son las cosas que vemos en el futuro y cómo queremos que sea el hogar de un niño para hacerlo realidad.
MARK ZELLER
03:15
Nuestro objetivo es aportar soluciones que faciliten el trabajo a los padres.

Mark Zeller

Jefe de diseño de Fisher Price

Jefe de diseño de Fisher Price