Gary Vaynerchuk CEO de VaynerMedia

Gary Vaynerchuk: “La realidad virtual hará con Internet lo que esta hizo con los periódicos”

Por Z. Marcos | N. Núñez | 09-11-2016

Ahora que suponemos a Donald Trump tomando medidas en el despacho oval, retirando las fotos con el retrato de Barack Obama y pensando si a la Casa Blanca le conviene un cambio de mobiliario, los analistas políticos que -como casi siempre en estos últimos tiempos- han vuelto a equivocarse en sus predicciones, hablan del reverso del sueño americano. Olvidan que si existe una cara oculta de ese mito es porque está tan instalado en el imaginario colectivo que no necesita justificar su solvencia. Por cada sueño americano cumplido hay millones que se quedan en el camino. Pero eso no parece tener importancia cuando se trata de hacer crecer el mito y para eso son necesarios relatos de éxito. Vidas como la de Gary Vaynerchuk.

Nacido en la antigua Unión Soviética (en lo que ahora es Bielorusia), Vaynerchuk llegó con tres años a Nueva Jersey. Desde muy joven tuvo claro que esa herramienta llamada Internet era una oportunidad única para hacer crecer cualquier negocio. Por eso, al terminar sus estudios universitarios, transformó la empresa de licores de su padre en un negocio digital de 60 millones de dólares. Y poco después inició un vídeo blog sobre vinos que se transformó en todo un éxito. Era la confirmación de que el talento de Vaynerchuk estaba más allá de ser un comerciante: en realidad, se trata de un animal comunicativo, uno de esos tipos dotados con la habilidad de hacer convincente cualquier cosa que cuente.

Lo que reivindica sobre todo Vaynerchuk es que en estos tiempos de saturación de redes sociales es que, por encima de todo, los humanos queremos comunicarnos con nuestros semejantes. Y que lo de menos es el medio que utilicemos. Esa confianza en lo digital sirve lo mismo para hacer crecer un negocio (Vaynerchuk no sólo es asesor de grandes empresas, también se ha convertido en un reputado inversor de varios proyectos emprendedores) que para construir una marca personal. Si le hacemos caso, lo que viene es un tiempo en el que las realidad virtual conquistará absolutamente todo hasta modificar por completo la forma en que entendemos nuestras vidas y relaciones.

Tal vez su mensaje no suene muy novedoso, pero a Vaynerchuk le avalan sus éxitos en los negocios y los millones de personas que ven sus vídeos, asisten a sus conferencias o compran sus libros (bestsellers del New York Yimes y el Wall Street Journal). Le avala, en fin, ser el protagonista de uno de esos pocos relatos sobre los que se sustenta el sueño americano.

Entrevista: Zuberoa Marcos
Edición: Noelia Núñez | Georghe Karja
Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: Futuro, Realidad Virtual, Redes Sociales, Tecnología
Transcripción de la conversación
GARY VAYNERCHUK
00:03
¿Sabes qué? A la gente no le gusta el cambio. Se aferran al pasado. ¿Te das cuenta de la tontería que es que escribir hoy una carta sea algo noble? Se ha puesto a la carta en un pedestal. Si me escribes una carta es que eres muy especial. ¿Por qué? Puedes mandarme un mensaje de texto. La gente es tonta.

Soy Gary Vaynerchuk.

Soy un emprendedor. Emigré a los Estados Unidos, me formé en el negocio del vino.

Soy director ejecutivo de Vayner Capital, una empresa dedicada a la inversión.

Y cuatro veces el autor más vendido según el New York Times. No me estoy quieto.
GARY VAYNERCHUK
01:01
El romanticismo, por lo que es o por lo que solía ser, es el mayor error que comete la gente. Hay que abrazar el futuro porque no hay elección.

Para mí, redes sociales es un término que representa el estado actual de internet. LinkedIn, YouTube… no son necesariamente redes sociales, pero todo el mundo las considera así. Para mí, el mayor cambio está en la manera en que los seres humanos nos comunicamos.

Seguro que cuando vuelva a ver este vídeo dentro de cinco años, me alegraré de mi respuesta porque habrá dos o tres plataformas que ninguno de nosotros podemos imaginar hoy.

Las plataformas maduran. Algunas creadas por grandes emprendedores, como Facebook, continúan creciendo. Algunas se venden, como MySpace, que solía estar en cabeza. Algunas suben y bajan, como Twitter. Hay momentos buenos y malos. Las cosas vienen y van.
GARY VAYNERCHUK
02:01
Yo creo que las redes sociales aquí dentro seguirán teniendo el mismo aspecto durante mucho tiempo. Pero dentro de 15 o 20, cuando vivamos en un mundo de realidad virtual, es cuando lo social cambiará para siempre. La realidad virtual, con el tiempo, hará con internet lo que internet hizo con los medios tradicionales. Y tú y yo estaremos sentados, en una playa preferiblemente, y viviremos en un mundo virtual.
GARY VAYNERCHUK
02:31
En los próximos tres o cinco años, la voz y los bots transformarán el mundo. Te despertarás y dirás: “Alexa, ¿qué tiempo hace?”. No te meterás aquí. Todo depende de adónde se dirija la atención. Antes era el periódico, luego la televisión, ahora es esto. Luego será la voz, dirigida a todas las cosas inteligentes. Yo creo que los bots de mensajes son muy parecidos. En vez de llamar al servicio técnico o buscar en Google, envías un mensaje al supermercado.

Yo creo que otra cosa que veremos en los próximos 10 años es que todo se hará inteligente. ¿Y si tus botas te dijeran, a través de un mensaje, dentro de tres años, que estás caminando mal y que te vas a hacer daño en la rodilla?
GARY VAYNERCHUK
03:24
Todos los veinteañeros de mi oficina han tenido muchas más citas gracias a la tecnología de las que hubieran tenido hace 20 años. Las facilita. La tecnología facilita la interacción humana, no la sustituye. Ha ido evolucionando durante los últimos 15 años. Antes te metías en el ordenador y te hacías un perfil y ahora deslizas el dedo. Ya verás cuando llegue la realidad virtual. La gente quiere interactuar entre sí, la gente quiere conocerse, la gente quiere acostarse con otra gente. Es algo humano. Antes lo hacíamos corriendo desnudos por el bosque. Al principio parece tabú. Arrg. ¿Sabíais que en su día la gente pensaba que el teléfono era malo?

Os suplico que lo entendáis. Vuestra opinión es irrelevante, mi opinión es irrelevante. El cambio se avecina, y, o te adaptas o te aplasta.

Gary Vaynerchuk

CEO de VaynerMedia

CEO de VaynerMedia