George Eleftheriou CEO de Sentio Solutions

La pulsera inteligente que controla nuestras emociones

Por Malu Barnuevo | 20-06-2016

Los datos que ofrece la Organización Mundial de la Salud respecto a las enfermedades mentales son desalentadores. Hay 350 millones de personas que padecen depresión, y más de 120 que sufren otro tipo de trastorno (como la esquizofrenia, la bipolaridad o la demencia). Y las cifras aumentan año tras año. A pesar de ello, las actuaciones en este terreno continúan siendo muy escasas: se calcula que en los países más ricos, aproximadamente el 50% de estas personas no reciben ningún tratamiento, un guarismo que alcanza el 80% si hablamos de países pobres. La OMS ha calificado a la depresión como “la plaga del siglo XXI” y el prestigioso psiquiatra español Luis Rojas Marcos, afirma que se trata del “peor y más abundante veneno del mundo porque nos roba la esperanza”. ¿Está condenado el hombre del futuro a ser infeliz, a soportar su existencia como un proceso anodino? ¿Qué parte de responsabilidad tiene en estas enfermedades nuestra relación con las máquinas que utilizamos para trabajar, para comunicarnos, incluso para relacionarnos entre nosotros?

George Eleftheriou se hizo estas preguntas antes de poner en marcha Sentio Solutions, la compañía responsable del diseño y comercialización de Feel, una pulsera inteligente que quiere ayudarnos a que seamos más felices. Su fórmula es casi tan antigua como las cuitas que afligen al ser humano. Miles de años atrás, en el templo de Apolo en Delfos una inscripción ya advertía a quienes se acercaban a consultar al oráculo: “Conócete a ti mismo”. Un aforismo atribuido a numerosos filósofos -de Heráclito a Pitágoras- que destaca la necesidad de prestar atención a las emociones y pensamientos que los requerimientos del mundo nos provocan. Un sabio consejo que en este mundo acelerado, repleto de reclamos y urgencias, parece más complicado de cumplir que nunca.

Lo que Eleftheriou propone es dejar en manos de Feel la misión de conocer en todo momento nuestro estado de ánimo (gracias a de sensores similares como los que utilizan las pulseras de fitness), y sugerir lo que necesitamos a través de una aplicación móvil (si debemos tomarnos un respiro, escuchar determinado tipo de música o ver algún vídeo de Youtube). Al fin y al cabo, en este mundo digital nadie conoce mejor nuestra actividad diaria que los dispositivos que utilizamos. Y el fundador de Sentio Solutions cree que el futuro de la tecnología pasa, precisamente, por humanizar esos dispositivos: “en el futuro cada aparato tecnológico que nos rodee será capaz de entender nuestras emociones y personalizar los servicios basándose en esas emociones”.

Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: Aplicaciones, Salud, Tecnología, Wearables
Transcripción de la conversación
GEORGE ELEFTHERIOU
00:11
Feel consiste en tres elementos: la pulsera, la aplicación móvil y el algoritmo. La pulsera recopila información de cuatro sensores distintos: de respuesta galvánica de la piel, de amplitud del pulso, de temperatura de la piel y de actividad. Pero los datos no pueden darnos mucha información por sí solos, son los algoritmos que hemos desarrollado los que extraen más de sesenta y cinco características lineales y no lineales de esas bioseñales para reconocer cinco emociones humanas: la felicidad, la tristeza, el estrés, la ira y la satisfacción.
Cuando el usuario empieza a utilizar la aplicación, tiene que marcarse un objetivo. Puede ser combatir la tristeza, el estrés o, simplemente, ser más feliz. Luego, a lo largo del día, recibe consejos y avisos para ayudarlo a alcanzar ese objetivo.
GEORGE ELEFTHERIOU
01:02
Por ejemplo, si una mañana te despiertas nervioso porque tienes mucho trabajo por hacer. Entonces, la pulsera percibe que estás nervioso y se conecta con Spotify para reproducir la canción adecuada que te ponga de buen humor. Cosas tan simples como ver un vídeo o escuchar música pueden tener un impacto medible tanto en nuestra felicidad diaria, como en nuestra felicidad a largo plazo.
GEORGE ELEFTHERIOU
01:28
La conciencia emocional es el objetivo principal del producto. Se ha demostrado que es un paso muy importante hacia la felicidad de acuerdo con la psicología positiva. Entender qué nos provoca estrés, tristeza o ira es el primer paso para cambiar esos hábitos.
Si no comprendemos qué nos hace sentirnos mejor, no podremos afianzar ese hábito. Sin duda, podría ser una herramienta complementaria en terapias psicológicas. En el futuro, podremos construir un mundo en el que toda la tecnología que nos rodee pueda entender nuestras emociones y personalizar su servicio basándose en esas emociones.

George Eleftheriou

CEO de Sentio Solutions

CEO de Sentio Solutions