Marcus Elliot Fundador y CEO de P3

Tecnología para multiplicar el rendimiento de los deportistas de élite

Por Zuberoa Marcos | 16-05-2016

“Citius, altius, fortius”. Más rápido, más alto, más fuerte. El viejo lema olímpico pronunciado por Pierre de Coubertin en 1896 en los primeros juegos de la edad moderna ha quedado anticuado. Habría que añadirle, como poco, un adverbio –todavía más alto- o un adjetivo –mucho más rápido- para actualizarlo. En aquel 1896 el estadounidense Tom Burke corrió los 100 metros lisos en 12 segundos; en 2009 el jamaicano Usain Bolt, que ostenta el actual récord del mundo, lo hizo en 9,58. Pero, ¿cuál es el límite del cuerpo humano? ¿Es posible continuar rebajando marcas que hace sólo una década se consideraban siderales?

La clave, según Marcus Elliott, doctor en medicina por la universidad de Harvard y especializado en rendimiento deportivo, es “que el deporte ha crecido mucho hasta convertirse en un gran negocio en muy poco tiempo. Sin embargo, la comprensión que tenemos de los atletas ha evolucionado muy poco. Se tiende a tratar a todos los deportistas de la misma forma, cuando cada cuerpo es diferente”. Y, por lo tanto, concluye Elliott, cada uno exige una puesta a punto distinta.

Esta teoría es la que ha llevado a Elliott a convertirse en un pionero en la utilización de las nuevas tecnologías en el deporte. Competir en la élite exige potencia, resistencia, movilidad y flexibilidad, así como otros factores biomecánicos que deben ser registrados, analizados y comparados para diseñar entrenamientos personalizados que permitan a cada deportista rendir mejor y prevenir lesiones. Marcus Elliott ha asesorado a varios atletas olímpicos y a numerosos jugadores de la NBA durante los últimos años. Su premisa es tan sencilla como sofisticados sus métodos: “tu cuerpo es tu mejor herramienta. Y si quieres mantenerlo en buen estado durante mucho tiempo, debes hacer cosas que le ayuden. No esperemos a que se rompa para arreglarlo. Cuando se rompe ya es demasiado tarde”.

Texto: José L. Álvarez Cedena

 

Temas: Deporte, Salud, Tecnología
Transcripción de la conversación
MARCUS ELLIOT
00:13
Los atletas de alto nivel siempre sufren pequeñas lesiones durante su carrera
Con frecuencia, cuando sufren una pequeña lesión, desarrollan un patrón de compensación que les lleva a sufrir lesiones más graves, que pueden condicionar su carrera.
Estas lesiones no aparecen de la nada. Hay fuerzas que están actuando mucho antes de que el atleta desarrolle la mayor parte de estas lesiones.
MARCUS ELLIOT
00:52
Nos hemos propuesto explicar estas cosas de forma objetiva. Utilizar la ciencia para comprender porqué este atleta siempre vence a este otro. En realidad todos los cuerpos son totalmente distintos, cada cuerpo es distinto a todos los demás. Si no comprendes las diferencias entre estos cuerpos, no puedes entrenarlos individualmente.
En P3 utilizamos tecnología procedente de medicina y biomecánica. Lo que hacemos es recopilar datos de cómo se mueven los atletas y cómo funcionan sus sistemas. A partir de eso realizamos predicciones sobre cómo podrán competir, sobre cómo cambiar sus sistemas y saber si corren peligro de lesionarse. Todas esas cosas.
Pedimos a nuestros atletas que corran rápido, que salten con rapidez y con fuerza. Que hagan lo que hacen normalmente y mientras lo hacen, medimos todos los aspectos de sus sistemas físicos. Luego tenemos que interpretar bien esos datos. La tercera parte consiste en utilizar estos datos para beneficio del atleta.
MARCUS ELLIOT
02:15
Hasta hace unos años no había datos normativos en los deportes profesionales porque nadie analizado al suficiente número de atletas, pero a eso nos dedicamos nosotros. Ahora tenemos suficientes datos para hacerlo. Podemos comparar al atleta que analizamos esta mañana con los cerca de 300 jugadores de la NBA que ya hemos analizado. Así podemos ver cómo funciona su sistema en relación a todos los demás jugadores.
Estamos en la mitad de una revolución tecnológica. La cantidad de información que tenemos al alcance de la mano no tiene precedentes, pero la tecnología ha hecho muy poco para mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo. En un futuro muy cercano, seremos capaces de proporcionarte un panel con indicadores de tu cuerpo. Ahora no tienes esa información, fuerzas el cuerpo. Si algo empieza a dolerte mucho normalmente soportarás el dolor un tiempo hasta que vayas al médico.
El cuerpo es la mejor herramienta que tendrás jamás y, para que dure en buenas condiciones, hay que hacer cosas con él para que mañana siga funcionando. No hay que esperar a que se rompa, porque entonces ya es demasiado tarde. Hay que trabajarlo cuando aún funciona bien.

Marcus Elliot

Fundador y CEO de P3

Fundador y CEO de P3